La mujer y su espacio personal

La mujer y su espacio personal

Los baños públicos son lugares que podemos necesitar en algún momento de nuestras vidas, ya sea por una necesidad fisiológica o para hacer un retoque de maquillaje en caso de que seamos una niña. En cualquier caso, no importa si somos hombres o mujeres, todos podemos necesitar baños públicos en algún momento de nuestras vidas en caso de emergencia. Y este es nuestro punto, porque con la historia de Jenny Sánchez, puedes sentirte identificado si eres una chica.

Esta mujer, de unos 26 años, era un poco maquilladora y adicta a los espejos. Su mayor adicción eran los espejos de los baños públicos, que eran lo suficientemente grandes como para ver todo su cuerpo, pero un día Jenny estaba haciendo ejercicio en su gimnasio favorito, que un día, debido a la lluvia, sus baños se vieron algo afectados y, ante tales consecuencias, se cerraron por unas semanas. La chica, ante esta situación, se encontró vulnerable, ya que no podía bañarse y maquillarse de cuerpo entero.

Pero Jenny no quería que esta situación la dejara sin ducha y sin maquillaje, así que de repente pensó en una solución. Fue al baño público de un famoso centro comercial, no pensó más en ello y se quitó toda la ropa para bañarse, pero la chica no había visto la advertencia que le prohibía bañarse en tal baño. Por esta razón, las autoridades vinieron a decirle a la chica que estaba totalmente prohibido bañarse. Ante esto, Jenny no sabía qué decir y su reacción fue una poderosa risa. Por supuesto, las autoridades impusieron una multa ligeramente alta por violar la advertencia, pero eso no impidió que Jenny terminara de ducharse y se maquillara en el mencionado baño.

Este incidente fue ignorado por Jenny, a quien no le importó que estos tipos la encontraran en ese baño, pero… lo que Jenny no esperaba era que como castigo y dada la difícil reacción de esta chica, las autoridades eligieran cerrar el baño con la chica dentro durante 20 minutos.

Sin duda Jenny estaba asustada al principio, así que prefirió bajar la guardia y callarse ya que estaba en un lugar público. Sin embargo, exigió que las autoridades respetaran su espacio personal. Finalmente, llegaron a un acuerdo y la multa habría sido anulada. Jenny, por otro lado, eligió ser más cautelosa al exhibirse en estos espacios públicos.

Lascia un commento

Il tuo indirizzo email non sarà pubblicato. I campi obbligatori sono contrassegnati *